Amor en tiempos de redes sociales.

Internet ha cambiado la forma en la cual los jóvenes se relacionan. El amor y la amistad  florecen en la intimidad de sus habitaciones a mitad de la noche  a tráves de las ventanas virtuales de las redes sociales. Dentro de la virtualidad,  comparten sus sueños, anhelos frustraciones e incluso problemas existenciales basados en una identidad que poco o nada tiene que ver con su realidad. Comparten mensajes aludiendo la espontaneidad por el simple hecho que se decide cuándo y de qué forma contestar (diseñan su respuestas) el problema surge cuando aquella imagen que construyeron en la virtualidad de sus vidas, la intentan poner en marcha en la vida real.

Conceptos como «el amor en tiempos Tinder» surgen como guías para encontrar el amor de su «vida» o simplemente tener un fugaz encuentro sexual dejando de lado los valores del respeto, honestidad y fidelidad. En las pantallas desfilan perfiles en busca de “match” (coincidencias en las preferencias de los jóvenes) como si se tratará de un simple catálogo de seres inertes, congelados esperando cotizarse entre los “likes”. Sin lugar a dudas, la virtualidad que a diario se enfrentan, y muchos de ellos se enfrascan, olvidan por completo que detrás de esas pantallas luminosas hay seres humanos con sentimientos, emociones y con una verdadera identidad que espera ser descubierta, más no expuesta.

Para el joven es más fácil acortejar y expresarse a través de las redes sociales. Sin embargo, también es más difícil descubrir, a través de esta virtualidad, las verdaderas intenciones de las personas, sus valores, historia y sus ideales. Nada como una charla, cara a cara para que ambos, sin distractores, permitan conocerse. Desde luego, sin olvidar los casos de riesgo como por ejemplo, cuando se conocen en primera instancia por medio de las redes sociales y posteriormente tener una cita en vivo y a todo color, es decir en el plano fisco. Es importante que tengan referencias de las personas que conozcan, referencias sobre todo en el plano físico, esto ayudara a confirmar la identidad que muestran en los diferentes perfiles de las redes sociales.

Tenemos que hacer consientes a nuestros jóvenes, que las herramientas tecnológicas, en este caso las redes sociales, pueden jugar varios roles que utilizadas de una manera responsable pueden ayudar a “elegir” o hacer match con personas afines que no solo conecten con su sexualidad, gustos, ideales sino con todo su ser para vivir una experiencia única, verdadera y sobre todo autentica.

Deja un comentario